Contexto

Contexto2018-07-10T18:33:13+00:00

Italia está jugando en estos momentos un papel clave negativo (externalización de fronteras en África) en la aplicación de las políticas de la UE en relación a las personas migrantes y refugiadas y, desgraciadamente, puede desempeñar un rol aún peor con las medidas xenófobas del nuevo gobierno conformado por el Movimiento 5 Stelle y el partido de extrema derecha, Liga Norte.

En la frontera franco-italiana desde Ventimiglia a Briançon se están produciendo en los últimos tiempos algunos de los hechos que desvelan lo peor de las actuaciones gubernamentales y policiales contra las personas migrantes y refugiadas que intentan atravesar dicha frontera: muertes de migrantes sin investigar, represión de quienes cruzan jugándose la vida en las durísimas condiciones del invierno alpino, enjuiciamiento de las personas solidarias que les ayudan en el cruce de la frontera. Y para colmo, hemos asistido también a la escenificación de controles de la frontera por neonazis europeos, franceses e italianos principalmente.

En Sicilia, que consideramos el centro de las acciones de la Caravana, nos vamos a encontrar:

  1. Con el resultado concentrado de las políticas de la UE con las personas migrantes y refugiadas: centros de internamiento de miles de personas que han solicitado asilo y lo esperan en medio de condiciones horribles de vida y de trabajo, barcos de rescate retenidos siguiendo las orientaciones de las autoridades, puertos a los que han llegado centenares de miles de personas en los últimos años, y la presencia tanto de la sede Central de Frontex, como de alguno de sus barcos que realizan labores de control en el Mediterráneo
  2. Con las prácticas de la explotación inhumana de las personas migrantes y refugiadas, la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, la desaparición de menores no acompañados, el abuso sexual sistemático y cotidiano de las mujeres en zonas agrícolas, a manos de empresarios que actúan sin escrúpulos y con total impunidad.
  3. Con la presencia de bases militares norteamericanas que usan Sicilia como portaviones para el control del Mediterráneo y para intervenir militarmente en Oriente Medio y África, propiciando el éxodo de cientos de miles de personas que se ven obligadas a huir de la muerte y destrucción provocadas por esas guerras.

Por último, en Calabria, en concreto en Riace, vamos a conocer y aprender de una experiencia extraordinaria de acogida llevada a cabo desde el ayuntamiento de Riace -con Mimmo Lucano a la cabeza- que comienza en el verano de 1998 y que ha conseguido que cientos de personas, llegadas de Asia y de África, hayan encontrado un descanso e incluso una nueva vida en este pequeño pueblo calabrés.

A lo largo de distintos lugares nos encontraremos con las experiencias de las personas y organizaciones que desde hace muchos años prestan solidaridad a quienes llegan a su isla, denuncian las políticas de los gobiernos de Italia y de la UE y combaten contra las intervenciones militares que parten de su territorio.

Ruta- Puntos de Interés

  • SALT-GIRONA

Municipio de Girona donde se reagrupan los autobuses de la Caravana Abriendo Fronteras y parten hacia Italia. En Salt viven casi treinta mil habitantes, donde el 37% no dispone de nacionalidad española. “Esto implica que una de cada tres personas carece de derecho para votar y enfrentar las políticas xenófobas de otras opciones políticas sobrerrepresentadas por esta anomalía democrática.

 

  • VENTIMIGLIA

Pueblo italiano fronterizo de unos 23.000 habitantes que tras el cierre de la ruta de los Balcanes se convirtió en una de las principales vías de entrada a Francia. Entre julio de 2017 y abril de 2018, unas 17.000 personas refugiadas y migrantes han pasado por Ventimiglia, de las que se calcula que una cuarta parte son menores. Las y los menores, tienen derecho a pedir asilo en Francia, a pesar de haber entrado por Italia. Sin embargo, las asociaciones que trabajan en el terreno, denuncian la falsificación de sus edades y también el engaño para que cumplimenten la documentación que pide su devolución voluntaria. Francia controla todos los accesos desde Ventimiglia y sólo en 2016, practicó 18.000 devoluciones en caliente.

En junio de 2015, el gobierno francés cerró el paso fronterizo por carretera en Ventimiglia y comenzó a hacer controles en la estación de tren. Actualmente, las personas que llegan hasta aquí tienen tres opciones para seguir su camino hacia el norte de Europa: esconderse en el tren que cruza de Italia a Francia, atravesar andando las montañas que marcan la frontera por el llamado “paso de la muerte” entre Bardonecchia y Briançon, o pagar los 250€ que cobran las mafias. Son pocos los que consiguen traspasar la frontera, y la mayoría son detenidos e inmediatamente devueltos a Italia, que los traslada al sur, a Taranto, para ser expulsados.

Un grupo francés de ultraderecha, Generación Identitaria, bajo el lema “Defender Europa”, está realizando operaciones de vigilancia y propaganda propia, avisando a la policía cuando detectan personas intentando cruzar la frontera.

En Ventimiglia, unos 300 hombres pasan el tiempo en los barracones de un campamento de la Cruz Roja que muchos evitan, pues allí se les registra la huella dactilar. Mujeres, niños y niñas, reciben abrigo y comida en la parroquia de San Antonio. Por último, otro grupo grande, familias enteras, sobreviven debajo de un puente en las afueras de Ventimiglia.

Entre los vecinos hay un incipiente rechazo, orquestado por la xenófoba Liga Norte. El ayuntamiento de Ventimigliallegó a aprobar una nueva ordenanza municipal que prohibía el reparto de comida a personas refugiadas en la vía pública bajo multa de hasta 3000€, que se retiró por presión popular.

 

  • CÉDRIC HERROU (frontera franco-italiana, delito de solidaridad)

Agricultor francés integrante del colectivo Roya Citoyenne, se ha convertido en un caso muy mediático de desobediencia civil.Más de una docena de personas de este colectivo han sido imputadas por transportar inmigrantes desde Italia a Francia. Han denunciado y documentado las redadas raciales en frontera, las devoluciones de menores no acompañados y la violación grave del derecho de asilo por impedir la entrega de la demanda de asilo.

La pena en Francia puede ascender hasta 30.000€ y 5 años de prisión, pero incluye un eximente si la actuación busca preservar la dignidad de la persona, sin buscar contrapartida directa o indirecta. Sin embargo, él fue condenado a 4 meses de prisión condicional (agosto de 2017) exentos de cumplimiento y fue sancionado con una multa de 3.000 euros el pasado febrero.

En enero de 2018, fue detenido en su trayecto habitual a Niza para vender los productos de su granja. El camino más rápido entra en Italia, en Ventimiglia, y tenía prohibido abandonar suelo francés tras su condena en agosto de 2017. Podría ingresar en prisión.

El día 6 de julio el Constitucional francés ha emitido una sentencia importante para el movimiento europeo de solidaridad con las personas migradas. Ayudar a la circulación o la estancia de personas en situación de irregularidad administrativa no será susceptible de persecución policial en Francia. Sin embargo, la Plataforma Delincuentes Solidarios llaman a continuar la lucha para conseguir la despenalización total de todos los actos de fraternidad y que esto se extienda también fuera de la jurisdicción francesa, esto es, que se despenalice también la ayuda prestada para atravesar la frontera.

La directiva 2002/90 del Consejo de la UE precisa que los Estados miembrosdeberán sancionar a cualquier persona que ayude a entrar o transitar dentro de la UE a personas no nacionales de un Estado miembro. Y queda a criterio de los Estados no penalizar a quienes actúen por motivos humanitarios. Esto genera una inseguridad y arbitrariedad jurídica según sea el Estado en que se ayude a personas migrantes y refugiadas. Hungría por ejemplo acaba de aprobar el 20 de junio castigar con un año de cárcel a quienes ayuden a inmigrantes en situación irregular, entre quienes se incluyen personas refugiadas y solicitantes de asilo.

  • MAFIAS, EXPLOTACION LABORAL, SEXUAL…

La mafia también hace negocio con la migración:

  1. Organiza las propias redes de tráfico de personas
  2. “Gestiona” muchos centros de acogida
  3. Redes de prostitución
  4. Tráfico de órganos
  5. Compañías de autobuses que trasladan a un lado y a otro a todas estas personas

 Y los terratenientes del sur encuentran mano de obra barata

En Apulia -sur de Italia-, alrededor de 40.000 mujeres italianas y 18.000 migrantes, están empleadas de forma irregular en el sector agrícola, según el sindicato italiano FLAI-CGIL. La explotación laboral es un gran problema: alrededor de 400.000 trabajadores son ilegalmente empleados y explotados en la agricultura intensiva en todo el país y las mujeres representan el 70 por ciento de la fuerza de trabajo en algunas zonas de Apulia y Sicilia. Italia es el segundo mayor productor mundial de productos procesados ​​de tomate -procedentes, sobre todo, de Catania y Apulia-, el segundo después de Estados Unidos, y exportó más de 5 millones de toneladas, por valor de más de 3.200 millones de euros, en 2016, principalmente a Alemania, Gran Bretaña, Francia, Japón y Rusia. Con respecto a la misma situación en España o Marruecos, el hecho de que la mafia esté implicada en todos estos “negocios”, complica mucho más las cosas. 

Explotación de las mujeres

Las mujeres trabajan doce horas al día y ganan entre 25 y 30 euros, por lo que se les paga menos que a los hombres por las mismas tareas. El pago desigual no es el final de la discriminación. Ellas son discriminadas y acosadas. “No quiero decir siete de diez, pero seguro que cinco de cada diez empleadores en nuestra región acosan a las trabajadoras en el campo. Más a extranjeras que a italianas, porque para ellos es casi un derecho, el actual iusprimaenoctis.

La otra región de donde provienen los tomates es Sicilia. El campo alrededor de Vittoria, una ciudad en la provincia de Ragusa, es una de las principales áreas para la producción de tomate cherry en Italia. Hasta 5.000 mujeres rumanas trabajan allí como recolectoras de tomates. Muchas recolectoras de tomate migrantes viven en almacenes y chozas en Vittoria. Si hay una inspección, tienen que huir, porque esta vivienda es ilegal y pueden ser multadas. EmanueleBellassai, un trabajador social de larga trayectoria en diferentes organizaciones locales, testificó en su informe: “Es casi imposible denunciar los abusos a las fuerzas del orden público. No es fácil para  las trabajadoras que se las crea y, sobre todo, no es posible reunir pruebas suficientes para un juicio”. Al igual que en España, uno de los indicadores es la tasa de aborto. En un artículo del 5 de junio de 2017, la revista italiana Espresso escribió que los abortos en Vittoria son mucho más altos que en ciudades similares en otras regiones de Italia. Y estas cifras oficiales probablemente solo sean la punta del iceberg, ya que no representan a las mujeres que usan métodos ilegales para abortar o regresan a Rumania para abortar.

En noviembre de 2016, Italia introdujo una nueva ley contra la explotación laboral en la agricultura. Sin embargo, las y los trabajadores muestran escepticismo. “Si necesitas dinero, rebelarse es casi imposible”.

Italia es el país al que llegan más mujeres nigerianas:1500 en 2014 y 11.000 en 2016 según la Organización Internacional de Migraciones. Y cada vez, más menores.  La ruta por Libia se ha hecho más rentable para los traficantes, y el volumen de negocio producto de la trata de mujeres nigerianas en Italia se estima en 338 millones de euros al año.

Italiase ha convertido en la principal vía de entrada también para menores no acompañados. Oxfam denunció en 2016 que desaparecen 28 cada día. 

  • CARA DE MINEO (Centro de Acogida para Solicitantes de Asilo)

Situado a unos 10 km de la ciudad de Mineo y a 50 de Catania, el CARA de Mineo (Centro de Acogida para Solicitantes de Asilo) es hoy en día el centro de recepción que mayor número de personas inmigrantes “acoge” en Europa. Frente a una capacidad máxima de 2.000 personas, ha llegadoa albergaren algún momento hasta 4000 migrantes divididos en cerca de 370 casas de unos 160 metros cuadrados cada una pensadas para albergar a 10 personas, pero que suelen estar ocupadas por más de 25. El modelo ha demostrado ser difícil de manejar e inhumano, y el desequilibrio entre la población de Mineo, de 5200 personas, crea tensiones.

La asistencia sanitaria corre a cargo de Cruz Roja -las 24 horas- y la administración, de Consorzio Terre d’accoglienza. 

El funcionamiento

  • durante la primera entrada a nadie se le informa de los servicios de salud -en teoría, deberían tener derecho a la asistencia sanitaria-, ni se les da consejo legal.
  • todas estas personas ven sustituido su nombre por una placa. A cada una de esas placas, le corresponden 2,50€ diarios, que deben ser gastados en el CARA. Pero la falta de fondos, sustituye el dinero por tarjetas telefónicas o cigarrillos.
  • hay muy poco personal para realizar los exámenes psicológico y social, apenas 1 especialista por cada 450-500 personas
  • el tiempo máximo de permanencia es de 35 días, pero hay personas que permanecen aquímás de dos años.
  • tras estos 35 días, deberían tener derecho a un permiso de residencia renovable cada tres meses hasta que llegue la resolución a su petición de asilo, pero aquí les cuesta 16€.
  • pueden entrar y salir libremente, pero no ausentarse más de tres días.
  • la distancia a Catania y las malas comunicaciones han hecho crecer un servicio de taxis ilegales que cobran 5€/viaje.

Hay denuncias de violencia sexual, tráfico de drogas, robo y prostitución -de parte de residentes en el centro y del personal-. La supuesta participación de la mafia, lo complica aún más todo.

Otros centros de similares características en Sicilia, son el CARA de Caltanissetta o el CAS (Centro de Recepción Extraordinaria) de Ciminna -éste, para mujeres y niñas-. 

  • FRONTEX (sede en Catania)

Su sede en Sicilia está en Catania. La Europa fortaleza se ha ganado a la fuerza ese apelativo si nos atenemos a sus políticas migratorias, basadas fundamentalmente en el fortalecimiento y militarización de sus fronteras. Su objetivo es que no entren personas migrantes ni refugiadas, y si lo hacen, que sea sin derechos. Los barcos de FRONTEX vuelven a hacer labores de vigilancia en las costas italianas, se alejan de Libia, así que este año se van a multiplicar las muertes sin testigos.

El descenso del presupuesto para las políticas de acogida y reasentamiento, coincide con el aumento del destinado al control de fronteras:

  • FRONTEX ha visto aumentado su presupuesto de 97 millones de € en 2014, a 300 en 2018
  • El presupuesto de seguridad de fronteras de la UE se ha triplicado: de los 11.000 millones de € iniciales para 2014-2020, se ha pasado a cerca de 35.000.

Para controlar la labor de FRONTEX, existe el Foro Consultivo sobre derechos fundamentales y su gestión en los procesos migratorios. Es un organismo del que forman parte, además de algunas ONGs, agencias y oficinas de la UE y la OIM (organismo que ha gestionado los retornos “voluntarios” y las deportaciones masivas a Afghanistan, por ejemplo). Es decir, no es un organismo “neutral” y sin embargo, ha dado un toque de atención a FRONTEX por la opacidad de su funcionamiento (en realidad, el aviso debería ir dirigido a los estados miembros de la UE, pues ellos crearon la agencia):

  • en 2017 efectuaron 341 deportaciones masivas
  • En alusión a su relación con Libia, se les pide que hagan una evaluación de riesgos previa a aliarse con determinados países para frenar la llegada de personas migrantes.
  • AI y SavetheChildren, entre otras, acusan de la ineficacia de los sistemas de identificación de menores en frontera, así como en los casos de mujeres víctimas de trata (el 80% de las que llegan)
  • Situación en la frontera de Serbia-Hungría: devoluciones en caliente, detención en centros cerrados hasta la resolución de la solicitud de asilo -cuando se hace, porque lo habitual es que no se informe sobre la posibilidad de formalizarla-. FRONTEX no debería colaborar con las autoridades cuando se dan estas circunstancias, pero lo hace y es más, está acusada de colaborar en estas prácticas.
  • Su personal carece de formación para la correcta atención de las personas que llegan a Europa.

 

  • BASES MILITARES EN SICILIA

Sicilia, ubicada geográficamente en el centro del Mediterráneo, siempre ha tenido un papel muy importante en las estrategias imperialistas de Estados Unidos y, por ende, de la OTAN.

Desde los años 80, la isla fue utilizada para ubicar misiles Cruise. La militarización de la isla y sus aeropuertos, ha condicionado su desarrollo económico.

 

  • Sigonella

Base de la OTAN de la que han partido bombardeos franceses, ingleses y americanos al régimen sirio en mayo de 2018. Constituye igualmente una base de posibles ataques hacia Oriente Medio y África, siempre al servicio de intereses geoestratégicos en el Sur (gas y petróleo).

Utilizada por drones, también es un punto fundamental de mantenimiento de aviones. Está dotada con una SATCOM, antena necesaria para conectar las estaciones terrestres ubicadas en Estados Unidos con los aviones sin piloto que operan en la región del Atlántico. Está coordinada con la instalación “gemela” de Rammstein, en Alemania.

  • Niscemi

La base militar de Niscemi se caracteriza por ser el lugar donde se alberga el sistema militar de comunicación vía satélite conocido como MUOS. Dicha tecnología militar de la OTAN tiene como función favorecer las operaciones militares en Oriente Medio debido a su posición estratégica que abarca los mares Tirreno, Mediterráneo y Jónico.

Además de encontrarse situada en la reserva natural de Sughereta, la base se halla en las cercanías del pueblo de Niscemi donde siempre ha habido un movimiento indignado de resistencia con campamentos, activistas y vecinas que han realizado concentraciones frente a la base militar en protesta por del desarrollo de estas instalaciones. En el pueblo los habitantes temen consecuencias no solo para el medio ambiente, sino también para la salud debido a la emisión de ondas radiales de grave riesgo, con mayor probabilidad de sufrir leucemia o cáncer de piel dentro de un radio de 20 kilómetros -el municipio de Niscemi se encuentra en un radio de 6 kilómetros de la base de Estados Unidos-. 

  • RIACE

Este pequeño pueblo de Calabria, es mundialmente conocido por su proyecto de integración. Actualmente, la población es de unas 1500 personas, de las cuales aproximadamente un tercio, pertenecen a 26 nacionalidades diferentes.

Todo comenzó en el verano de 1998, en una playa a ocho kilómetros de Riace a la que llegó una barca con 250 personas refugiadas kurdas. En esos años, a finales de la década de los 90, en Riace apenas quedaban 400 habitantes. Lucano, que entonces era profesor de química, sugirió la idea de hospedarles en las casas abandonadas del pueblo. Una iniciativa que fue creciendo a medida que arribaban a la costa italiana más embarcaciones. En los primeros años pasaron más de 6.000 personas. Y cerca de 300 decidieron quedarse.

Lucano, ya elegido alcalde en 2004, les alojó en las casas abandonadas y les dio trabajo en el campo. Poco a poco, la actividad económica fue renaciendo, abrieron pequeños comercios, panaderías, talleres de artesanía y la escuela volvió a llenarse de criaturas.

El alcalde fundó la Asociación “Cittá Futura” para ocuparse de la gestión y de las necesidades de los y las nuevas vecinas, así como de crear programas de enseñanza del idioma y distintos talleres. También creó hace ocho años una moneda social, los bonos, billetes (con valor de 1 a 50 euros) con la imagen de Martin Luther King, Nelson Mandela o Ghandi, que se les da para que puedan comprar cosas básicas. Cuando pagan con ese dinero, se cambia a euros en el ayuntamiento. En principio, el ayuntamiento debería recibir 30 euros al día por cada persona acogida para sostener el sistema (alojamiento, ropa, asistencia social y legal, escuela para los hijos), pero, según Lucano, ese dinero muchas veces llega tarde o no llega. «Por eso creamos la moneda social, para evitar que se hunda el sistema que hemos creado por la tardanza de los pagos», critica el alcalde. A la Hacienda italiana no le hizo mucha gracia y empezó a investigar a Lucano por «irregularidades en las cuentas del ayuntamiento». Sin embargo, los funcionarios estatales redactaron un informe alabando el proyecto que ha permanecido oculto hasta que se ha hecho público por vía judicial. Días atrás, en la televisión italiana, el nuevo ministro del interior Salvini mandó un mensaje a su enemigo Lucano. «Al alcalde de Riace no le dedico ni medio pensamiento. Es el cero», insinuó el líder de La Liga Norte, reiterando su promesa de recortar 5.000 millones para la acogida de inmigrantes en Italia.

Otra de las curiosidades de Riace es su sistema de basura. Daniel, que nació en Ghana, llegó en patera a Lampedusa en 2008. Después se fue hasta el pueblo de Calabria y empezó a trabajar recogiendo las bolsas de los contenedores de reciclaje con un carro empujado por dos burros. Esto trajo a Riace un problema con la mafia calabresa, la ‘Ndrángheta, que entonces se encargaba de la recolección de basuras. «Amenazaron al alcalde, hasta que entendieron que todo lo que hacía estaba destinado a fines sociales, a ayudar a los pobres refugiados y no para lucrarse él», cuentan los vecinos de Riace.

Para más información (en actualización permanente):
Dossier Noticias sobre Frontera franco-italiana, Sicilia y Calabria – Riace